Datos personales

Mi foto
ROBERTO LUIS RUDAS LLANOS EMAIL: eltolirudas@gmail.com CEL: 311-4319586 CARTAGENA - COLOMBIA

viernes, 29 de julio de 2011

Dios y La Creación

La Maravillosa Creación del Mundo

En el principio creó Dios los cielos y la tierra.


La tierra estaba desierta y vacía, las tinieblas cubrían la superficie del abismo y el Espíritu de Dios se movía sobre las aguas.

Dijo Dios: Haya Luz. Y hubo luz.


Y vió Dios que la luz era buena, y separó Dios la luz de las tinieblas.
Y llamó Dios a la luz DIA y a las tinieblas llamó NOCHE.
Así fué la tarde y la mañana el primer día.


Dijo Dios: Haya un espacio entre las aguas y que se separe un tipo de agua del otro.


Y Dios hizo el espacio que separó el agua que quedó encima del espacio de la que quedo debajo de él.
Y así pasó.
Y llamó Dios al espacio CIELO y fué la tarde y la mañana, el segundo día.


Dijo  Dios: Júntense las aguas que están debajo de los Cielos en un lugar y descúbrase lo seco.
Y fue así.

Y  llamo Dios a lo seco TIERRA y a la reunión de las aguas llamo MARES.
Y vio Dios que era bueno.
Después dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que de semilla; árbol de fruto que de fruto según su género, que su semilla este en el, sobre la tierra.
Y fue así.

Produjo pues la tierra hierba verde, hierba que da semilla según su naturaleza y árbol que da fruto, cuya semilla esta en el, según su género.
Y vio Dios que era bueno.
Y fue la tarde y la mañana el día tercero.
Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años, y sean por lumbreras en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra.
Y fue así.
E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día,

y la lumbrera menor para que señorease en la noche;

también hizo las estrellas.


Y  las puso Dios en la expansión de los Cielos para alumbrar sobre la tierra. Y para señorear en el día y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que era bueno.
Y fue la tarde y la mañana el día cuarto.


Dijo Dios: Produzcan las aguas seres vivientes, y aves que vuelen sobre la tierra, en la abierta expansión de los Cielos.
Y creo Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente que se mueve, que las aguas

produjeron según su género, y toda ave alada según su especie.

Y vio Dios que era bueno.
Y  Dios los bendijo diciendo: Fructificad y multiplicaos, y llenad las aguas en los mares, y multiplíquense las aves en la tierra.

Y fue la tarde y la mañana el día quinto.

Luego dijo Dios: Produzca la tierra seres vivientes según su género, bestias, serpientes y animales de la tierra según su especie. Y fue así.
E hizo Dios animales de la tierra según su género, y ganado según su género, y todo animal que se arrastra sobre la tierra según su especie.
Y vio Dios que era bueno.
Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza, y señoree en  los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.

Y creo Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.
Y  los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.
Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os será para comer.
Y a toda bestia de la tierra, y a todas las aves de los cielos, y a todo lo que se arrastra sobre la tierra, en que hay vida, toda planta verde les será para comer. Y fue así.
Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto.
Fueron pues acabados los cielos y la tierra y todo el ejército de ellos.
Y  acabó Dios en el día SEPTIMO (S A B A D O)
la obra que hizo;  y
reposó el día SEPTIMO (S A B A D O)
de toda la obra que hizo.
Y  bendijo Dios al día SEPTIMO (S A B A D O),
y lo santificó, porque en el  reposó de toda la obra que había hecho en la creación.

E S T U D I O   B I B L I C O   Y   R E F L E X I O N
1.       Después de leer estas hermosas líneas, crees en la posibilidad de que un mundo tan perfecto y maravilloso, tan lleno de color, equilibrio y armonía haya sido creado por una explosión?
2.       Crees que un ser tan maravilloso e inteligente como lo es EL HOMBRE es producto de una evolución proveniente de un animal llamado MONO?
3.       Te has preguntado alguna vez, porque el mar llega hasta donde está  la playa y no se derrama?
4.       Porque el aire que respiramos permanece y nunca se agota?
5.       Que rico saber que fuimos creado a imagen y semejanza de Dios.
5.1 Sabes lo que eso realmente significa?
5.2 Querrá decir esto que Dios es un ser que tiene forma y se parece a nosotros? O
5.3 No será más bien que al ser creados a imagen y semejanza de Dios, es porque tenemos en nuestra estructura los componentes maravillosos de la trinidad
PADRE   HIJO  y  ESPIRITU SANTO  que aunque  los tres (3) son distintos son un mismo Dios verdadero?

* * *
Jehová te bendiga y te guarde.
Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti y tenga de ti misericordia.
Jehová alce sobre ti su rostro y ponga en ti PAZ.
Amén.

1 comentario:

  1. La creación es una prueba de la existencia de que Dios existe, por lo tanto la creencia en Dios debe ser basada en la fe, pero no en una fe ciega, sino en una fe basada en hechos, a Él se le debe todo cuanto existe, ya que nos ama profundamente «sin él nada de lo que ha sido hecho fue hecho» Dios creó el mundo en que vivimos, y nos creó a su imagen y semejanza, específicamente para que tengamos una relación eterna con Él.
    Podemos concluir que la creación nos enseña sobre el PODER, la SABIDURÍA, su AMOR INFINITO y la GRANDEZA de Dios en la vida de cada uno de nosotros.
    ltorres

    ResponderEliminar

Te invito a que me sigas y compartas conmigo tu opinión.